Buscar este blog

Text Widget

miércoles

Trucos para prevenir una infección de orina

Trucos para prevenir una infección de orina


La mayoría de las infecciones urinarias se dan en mujeres. Esto se debe a que la uretra, que es el conducto por el que pasa la orina desde la vejiga hasta el exterior, es más corto en las mujeres que en los hombres, lo que facilita que los gérmenes del exterior lleguen hasta el sistema urinario e infecten la uretra, la vejiga o los riñones. Cuando la infección se localiza en la vejiga se denomina cistitis.
Entre los síntomas más frecuentes de una infección urinaria se incluyen: dolor o sensación de ardor al orinar; necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual e imposibilidad de hacerlo aunque se tengan muchas ganas; turbiedad, mal olor o presencia de sangre en la orina. Si se presenta esta sintomatología es necesario acudir al médico para recibir un tratamiento, ya que una infección no tratada puede acarrear graves problemas de salud como una sepsis (infección en la sangre).
La mayor parte de los casos de cistitis se curan mediante un tratamiento con antibióticos que suele hacer desaparecer los síntomas en uno o dos días. Sin embargo, la mejor manera de paliar las infecciones urinarias, sobre todo si son recurrentes, es tratar de prevenirlas.  establece una serie de recomendaciones para prevenir la cistitis antes de que sean necesarios los antibióticos:
  • Beber líquido de manera abundante: Esto favorecerá la diuresis (producción de orina).
     
  • No retener la orina: Ir al baño siempre que se tengan ganas, aunque esto sea muy frecuente durante la cistitis.
     
  • Orinar después de mantener relaciones sexuales.
     
  • Tener precaución con algunos métodos anticonceptivos: Algunos preservativos, cremas espermicidas o el diafragma, no son recomendables para personas propensas a las infecciones urinarias. En este caso, lo más aconsejable es acudir al especialista para cambiar de método.
     
  • Utilizar cremas lubricantes durante las relaciones sexuales: La irritación vaginal postcoital es una causa muy frecuente de infección en la vejiga, por lo que el uso de lubricantes es una de las mejores formas de evitar el impacto del roce.
     
Además de todos estos consejos que ayudan a evitar posibles infecciones, también recomienda acudir al especialista si se dan las siguientes situaciones:
  • Si, tras el tratamiento, los síntomas permanecen durante 48 horas o más: Esto se puede deber a la resistencia de las bacterias o a que se ha seguido de forma incompleta o irregular.
     
  • Si, además de los síntomas comunes, se padece fiebre o dolor en la parte baja de la espalda.
     
  • Si las cistitis son frecuentes: Es un error pensar que esta situación es normal. Si las infecciones urinarias se repiten muy pegadas en el tiempo, es necesario acudir a un experto para solucionar el problema.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario