Como Chupar una Vagina


Cuando una mujer encuentra a un hombre que lame proporcionadamente ha enfrentado un riquezas y no le va a dejar escapar fácilmente. Este es un tipo raro y ella lo sabe. Ni siquiera se lo dirá a sus mejores amigas pues si no le convertiría en el hombre mas popular de la ciudad. Así que recuerda, la mayoría de los hombres pueden follar y generalmente lo hacen de una modo satisfactoria, pero los que saben besarlo proporcionadamente, lo tiene hecho.
Muchas mujeres están tristes por sus cuerpos. Incluso si tienes a la mujer mas maravillosa del mundo contigo en la cama se estará preocupando por como te gusta su cuerpo. Dile que es bella, dile que partes te gustan más, dile cualquier cosa pero déjala que confíe en ti lo suficiente como para dejarte apearse entre sus piernas.
Ahora para y mira lo que ves. Es atún, verdad? No hay nulo en el mundo que le haga mas única a una mujer que su zorrita. Ya se, has conocido muchas, las hay de diferentes tallas, colores y formas. Algunos están metidos para adentro como el potorrin de una chiquilla y otros tienen los labios gruesos y seductores que salen para darte la bienvenida. Algunos son cepillos enredados de pelo y otros están cubiertos con pelusa transparente. Aprecia las cualidades únicas de tu mujer y dile lo que le hace singular.
Las mujeres son mucho más de palabra que los hombres, especialmente cuando se hace el coito. Incluso responden más al coito de palabra lo que significa que cuanto mas le hables, más manejable te será hacerle consumir. Así que todo el tiempo que pases acariciando y manoseando su preciosa alhaja, háblale de ella. Ahora, mírala de nuevo, suavemente aparta los labios y mira los labios internos. Incluso chúpalos si quieres. Ahora separa las partes superiores del español hasta que encuentres el clítoris. Las mujeres tienen clítoris de todas las tallas igual que los hombres tienen penes de diferentes tamaños, pero esto no tiene nulo que ver con su capacidad de clímax. Simplemente significa que la anciano parte de ella esta escondida bajo su prepucio.
Cada vez que toques el xoxito de una mujer asegúrate de que tu dedo está húmedo. Puedes chuparlo o puedes mojarlo con sus jugos internos, pero asegúrate por cualquier medio de mojarlo antiguamente de tocarle el clítoris, pues tu dedo se quedará pegado a el si está seco, y eso duele. Pero tú no quieres tocarle el clítoris de cualquier modo, tienes que ir preparando el demarcación.
Ayer de que ella se excite, su clítoris es demasiado delicado para ser manejado. Aproxímate a su conchita despacio. A las mujeres, incluso más que a los hombres, les encanta ser incitadas. La parte interna de su muslo es su punto más delicado. Chúpalo, bésalo, haz dibujos con la punta de tu dialecto, acércate peligrosamente a su zorrita. Hazle que se anticipe a ello. Ahora chupa el pliegue donde las piernas juntan su español. Acaricia tu cara con su matorral, cepilla tus labios sobre su rajita sin presionar, para seguidamente excitarla. Posteriormente de ocurrir hecho esto hasta un punto en el que tu chica esta moviéndose y tratando de forzar para que te acerques más a ella, entonces pon tus labios en la superficie de su vagina. Bésala suavemente y luego más cachas. Ahora usa tu dialecto para separar los labios de su conchita y cuando se abran haz pasar tu dialecto hacia lo alto y debajo entre las capas de carne del español.
Suavemente separa más sus piernas con tus manos. Todo lo que haces con una mujer y lo que estás a punto de tomar tiene que ser hecho suavemente. Fóllala con la dialecto, eso incluso le excita de maravillas porque por ahora ella quiere que se le preste poco de atención a su clítoris. Compruébalo, mira si el clítoris se ha vuelto lo suficientemente duro como para sobresalir de su cubierta. Si es así, chúpalo. Si no puedes verlo, puede estar esperándote debajo. 

Lleva tu dialecto hasta la parte superior de su vagina y siente su clítoris. Casi nada puedes probar su presencia, pero si incluso no puedes comprobar la diminuta perla, puedes hacerla levantarse chupando la piel que la cubre. Chupa cachas y presiona en el interior de su piel. Suavemente separa los labios de la conchita y mete tu dialecto contra el clítoris, cubierto o no. Hazlo rápidamente. Esto provocará que sus piernas se estremezcan. Cuando sientas que esta alcanzando el clímax pon tus labios en forma de O y toma el clítoris con tu boca. Empieza a chupar suavemente y observa la cara de tu chica y su reacción. Si puede soportarlo, empieza a chupar mas cachas y si le gusta chupa más cachas todavía. Ve con ella. Si levanta la pelvis en el salero con la tensión del clímax viniendo, muévete con ella, no pelees. Aplazamiento y mantén tu caliente boca en su clítoris. No le dejes ir. Esto es lo que estará diciendo incluso: NO PARES!, NO PARES NUNCA!!!
Hay una razón para ello. La mayoría de los hombres se paran demasiado pronto. Igual que la mamada de una pito, esto es poco sobre lo que merece la pena instruirse, y merece la pena instruirse a hacerlo proporcionadamente. Conozco a un hombre que es un asqueroso follador. Simplemente asqueroso. Pero puede besar una concha mejor que nadie que conozca y nunca tiene problemas para conseguir una cita. Las chicas se abalanzan sobre él.
Coge dos dedos. Uno es muy fino y tres demasiado anchos por lo tanto no puedes profundizar. Asegúrate de que están húmedos para no irritarle la piel. Deslízalos cerca de adentro, al principio despacio y luego más rápidamente. Fóllala con ellos rítmicamente. Acelera solo cuando ella lo hace. Audición su respiración, ella te permitirá enterarse lo que hacer. Si le estás chupando la concha y haciéndole un dedo al mismo tiempo, le estás estimulando asaz más de lo que lo harás con tu pene solo, por lo tanto puedes contar con que se lo está pasando en vasto. Si tienes alguna duda comprueba sus síntomas.
Cada mujer es única. Puedes tener una cuyos pezones se endurecen cuando se excita o solo cuando le viene el clímax. Tu chica se puede poner colorada o aparecer a temblar. Consigue conocer sus síntomas y serás su concubina más sensible. Cuando ella comienzo a tener un clímax, por Jehová, no dejes escapar ese clítoris. Persevera con la duración. Cuando comienzo a decaer del primer clímax, presiona tu dialecto contra el flanco inferior del clítoris dejando que tus labios cubran la parte superior. Mueve tu dialecto cerca de adentro y cerca de fuera de su español.
Si sus dedos están en el interior, muévalos incluso un poco, aunque suavemente, pues todo es extremadamente sensible especialmente ahora. Si juegas tus cartas correctamente conseguirás múltiples orgasmos de esta modo. Una mujer está excitada una hora entera antiguamente de tener un clímax. ¿Te das cuenta del impacto total de esta información?. ¿El potencial?. A una mujer se le cronometraron 56 orgasmos de un jaloneo. ¿Sabes el propósito que tendrías en una mujer a la que le produjeses 56 orgasmos?. Seria tuya siempre que la quisieras.
El ultimo consejo que te doy es: luego de haberla hecho consumir, hazla tu esclava dándole la anciano chupada que haya tenido nunca. No le dejes sola precisamente ahora. Háblale, acaricia su pecho y su cuerpo con delicadeza, continúa haciéndole el coito suavemente hasta que se halla calmado. Un hombre puede marcharse e irse a tenderse en el mismo suspiro sin comprobar remordimiento, ningún sentido de perdida. Pero una mujer por naturaleza requiere alguna sensibilidad de su concubina en los primeros momentos luego del sexo. 
El sexo hablado puede ser la más excitante experiencia sexual que puedes tener. Pero es lo que tú haces. Tómate tu tiempo, practica a menudo, presta atención a los síntomas de tu concubina y sobre todo, diviértete.
Como Chupar una Vagina Como Chupar una Vagina Reviewed by Tony A. on 19:50 Rating: 5

No hay comentarios.:

Travieza-160547194510922
Con tecnología de Blogger.